ARQUITECTURA

CERTIFICACIÓN EFICIENCIA ENERGETICA

¿QUE ES EL CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGETICA?

La trasposición de la directiva europea 2002/91/CE obliga a los Estados a plantearse estrategias legales para mejorar el comportamiento de los edificios en lo que a consumo de energía se refiere.

En un primer momento, dicha directiva se tradujo en la aplicación de los criterios de eficiencia energética a los edificios de NUEVA CONSTRUCCIÓN, con la intención de que fueran los primeros en adaptarse a la nueva política.

Ahora les toca a todas las viviendas existentes. Ya sea para una COMPRAVENTA o un ALQUILER, sus propietarios están obligados a exhibir el CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA correspondiente. Por tanto, desde este momento, el Certificado debe estar incluido en la información que el vendedor o arrendador debe facilitar al comprador o inquilino, por lo que este documento debe estar disponible antes de formalizar la operación.

Pero, vayamos un poco más allá de la mera exigencia normativa. Con el conocimiento que le proporciona el Informe de Certificación Energética, que incluye propuestas de mejora, y con el asesoramiento de un técnico debidamente cualificado, el propietario puede APORTAR VALOR AÑADIDO a su vivienda, distinguiéndose de la mayoría al conseguir una calificación energética MEJOR que la media.

Es importante distinguir entre REHABILITACIÓN ENERGÉTICA y tomar medidas de mejora mediante el cambio de aparatos de refrigeración o de calefacción.

La REHABILITACIÓN ENERGÉTICA consiste en mejorar el comportamiento GLOBAL de la vivienda, mejorando sus demandas de energía, minimizando sus pérdidas y, por supuesto, mejorando sus sistemas mecánicos. Es por ello que dichas actuaciones deberían ser gestionadas por un ARQUITECTO ya que, ¿quién mejor que el que diseña los edificios para mejorarlos energéticamente?.

¿LA CERTIFICACIÓN ENERGÉTICA SOLUCIONARÁ TODOS LOS PROBLEMAS?

Por supuesto que no. La certificación energética no es más que eso: calificar el comportamiento de las viviendas a nivel energético.

La certificación es un primer paso : necesitamos saber cuánto derrochamos para poder tomar medidas.
A partir de ese punto, es donde podemos plantearnos qué hacer para mejorar, para sentirnos bien en nuestra casa.

Y es en ahí donde podemos hablar de mejoras y soluciones, para cuantificar un ahorro en los suministros.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Ok